Desde calles y monumentos hasta recipientes para producir garo

 

Tras varios años de exploración arqueológica, un grupo de arqueólogos, liderados por Mounir Fantar, ha encontrado la antigua ciudad de Neápolis en la localidad de Nabeul, en la costa de Túnez. Se trata de un asentamiento romano de más de 1.700 años de antigüedad, que acabó sumergido en las profundidades del mar mediterráneo debido a un tsunami, que destrozó y enterró la ciudad en el siglo IV.

Esta misión arqueológica tunecino-italiana ha estado buscando evidencias de Neápolis desde 2010, tal y como explica The Independent. La investigación comenzó gracias a unos escritos del historiador Amiano Marcelino, quien explicaba que esta ciudad que se alineó contra Cartago durante la Tercera Guerra Púnica en 149-146 aC, destruyendo la civilización rivel y poniendo su territorio bajo control romano.

20 hectáreas sumergidas

A pesar de que las referencias sobre esta ciudad fueron escasas durante un extenso tiempo, puesto que fue castigada por sus lealtades, los arqueólogos fueron capaces de elaborar un mapa sobre el que trabajar para encontrar evidencias de Neápolis. Tras siete años de investigación, el equipo de arqueólogos ha descubierto este asentamiento, de más de 20 hectáreas, en el fondo del mar.

Según Fantar, se trata de “un descubrimiento importante”. Además, el grupo arquelógico ha sido capaz de detallar la desaparición del mismo. Bajo el punto de vista de los arqueólogos, Neápolis fue parcialmente sumergida por un tsunami el 21 de julio en el año 365. Un tsunami que también afectó a Alejandría, en Egipto, y la isla griega de Creta.

Una economía basada en el garo

Durante este hallazgo, el equipo encontró calles y monumentos que mostraban la sofisticación y la riqueza de la ciudad. Además, también han encontrado 100 tanques que se utilizaban para hacer el garo, un condimento fermentado a base de pescado considerado un manjar durante la época romana.

Según explica Fantar, Neápolis fue el principal productor de este condimento durante la época romana: “Este descubrimiento nos ha permitido establecer con certeza que Neapolis era un centro importante para la fabricación de garo y pescado de sal, probablemente el centro más grande del mundo romano”. Por lo tanto, Neápolis, fue una ciudad importante que, debido a un tsunami, que acabó sumergida bajo el mar.

Comentarios de Facebook

Deja una Respuesta